HTML5 y CSS3

(7 minutos de lectura) HTML 5 y CSS3 son dos de los principales lenguajes utilizados en el front-end. Pero ¿cuál será la diferencia entre ellos? ¿Podemos usar ambos juntos? ¿Son ambos realmente lenguajes de programación? ¡Descubre más aquí en este artículo!

HTML5 y CSS3

(7 minutos de lectura)


En 1991, Tim Berners-Lee diseñó HTML para facilitar y acelerar el uso compartido de documentos. Con la creación de la World Wide Web, HTML se convirtió en una herramienta utilizada por todos y por todo.

Como resultado del crecimiento de HTML, surgió CSS, porque cuanto más se usaba HTML, más los desarrolladores usaban su creatividad para hacer que las páginas fueran hermosas y elegantes. Sin embargo, toda esta parte estética estaba escrita en el mismo archivo que la parte estructural, haciéndolas gigantescas y cada vez más difíciles de entender. Así, en 1995, se creó CSS para tratar la parte estética de la página, independientemente de la estructura, es decir, el papel de HTML.


HTML

Su nombre proviene del inglés Hyper Text Markup Language , que significa “lenguaje de marcado de hipertexto”, es decir, HTML no se considera un lenguaje de programación.

Imagina una página web, como la de nuestro blog que estás leyendo ahora. Es posible notar que hay varios elementos separados, como encabezado, título, párrafos, imágenes y muchos otros. Toda la organización de estos elementos se realiza mediante HTML. Se utiliza para crear toda la estructura de la página y, para ello, utiliza las famosas etiquetas para señalar dónde se implementará cada tipo de elemento.

Por ejemplo, si desea insertar un párrafo en la pantalla, puede usar la etiqueta 

para eso, colocando el texto deseado dentro del elemento, como se muestra a continuación:

Esto es un párrafo

En resumen, podemos decir que hay varias etiquetas de diferentes estructuras para armar el esqueleto de la página. HTML5 es una versión mejorada del estándar HTML original (si quieres saber más sobre HTML5 lee este otro artículo de nuestro blog). HTML5 fue desarrollado para satisfacer las crecientes demandas presentadas por los medios de comunicación, los dispositivos cruzados y las necesidades de Internet móvil de hoy en día. Es una excelente herramienta para el desarrollo de aplicaciones móviles multiplataforma porque muchas de sus funciones se han adaptado teniendo en cuenta el acceso en dispositivos de bajo consumo, incluidas tabletas y teléfonos inteligentes. HTML5 proporciona una interfaz común para simplificar la carga de componentes. Por ejemplo, HTML5 no requiere el complemento Flash porque el elemento se ejecutará por sí solo. HTML5 Como se indicó anteriormente, HTML5 es la última versión del lenguaje de marcado utilizado para crear sitios web. Aunque es muy similar a las versiones anteriores, tiene algunas características nuevas que son muy útiles. A continuación, se muestran los principales beneficios de HTML5: - HTML5 tiene reproducción de video y audio. En versiones anteriores, los desarrolladores debían usar programas de terceros para reproducir videos y audios. Esto terminó causando muchos errores. HTML5 resolvió este problema con soporte completo para video y audio. - HTML5 ofrece almacenamiento en caché offline, por lo que los visitantes pueden cargar ciertos elementos en una página web sin una conexión a Internet activa (pero deben haber accedido al sitio antes). Si la conexión a Internet de un visitante es baja, aún puede cargar los elementos principales del sitio. Ahora bien, ¿cómo es posible colorear este párrafo? ¿O cambiar la fuente de la letra? Ahí es donde entra nuestra próxima tecnología: CSS. CSS Cascading style Sheet, más conocido como CSS, es un lenguaje de estilo que, al igual que HTML, no se considera un lenguaje de programación. Se encarga de separar la parte estructural de la aplicación (que estará en manos de HTML) de la parte estética. Para usar CSS, usamos la siguiente sintaxis: strong { color: blue; } h1 { font-style: italic; } El selector será el elemento al que vamos a dar estilo (puede ser una etiqueta, una clase, un identificador, etc.), la propiedad es lo que queremos cambiar (color, tamaño de fuente, ancho, etc.) y el valor es el cambio a realizar. Cuando usa una etiqueta HTM, como la del ejemplo anterior, puede diseñarla de esta manera para que los párrafos sean azules. p { color: blue; } Una cosa muy interesante acerca de CSS es que se puede escribir dentro de un archivo HTML, usando el estilo como un elemento < style > o como un atributo de algún otro elemento

. También se puede escribir en un archivo solo CSS separado al importarlo al documento HTML de la siguiente manera: Es importante señalar que existe la posibilidad de utilizar más de un archivo CSS al mismo tiempo, para dar estilo a la aplicación. De ahí la palabra “cascada”. Esto permite varias interacciones diferentes, pero hay que tener cuidado de no perderse y hacer que el código sea confuso, siempre siguiendo las reglas para ello. CSS3 CSS siempre ha sido una herramienta extraordinaria, con la que se pueden llevar a cabo infinidad de proyectos de forma fácil, rápida y eficaz. Esta nueva versión, CSS3, es aún más sencilla y ha tenido muy buena aceptación por parte de los desarrolladores web. A continuación, enumeramos los principales cambios en CSS3: - CSS3 es compatible con versiones anteriores del lenguaje, es decir, los diseñadores no necesitan abandonar el trabajo que hacían con versiones anteriores a CSS3. Este nuevo lenguaje también se puede reelaborar en módulos antiguos. Sin embargo, puede haber algunos problemas de velocidad durante la conversión. - CSS3 está compuesto por pequeños módulos que hacen que la aplicación sea más fácil y sencilla de usar. Selectores, colores, fondos, bordes, efectos de texto y transformaciones 2D o 3D son algunos de los módulos más útiles que ofrece CSS3. - CSS3, al ser independiente, carga mucho más rápido que sus precursores. Es muy compatible con todos los navegadores disponibles. Los módulos individuales también ayudan a ahorrar mucho tiempo durante el desarrollo, la implementación y el final de la producción. CONCLUSIÓN Con el uso de HTML5 y CSS3, las empresas están desarrollando y ampliando cada vez más el contenido y las aplicaciones web con el fin de crear páginas y sistemas bien definidos y precisos a los que se pueda acceder en diferentes dispositivos, navegadores y sistemas operativos. Por ello, conocer a fondo estos dos lenguajes te hará destacar en el mercado laboral. Sin mencionar que con ellos ahorras tiempo, acortas tu código y reduces las posibilidades de errores. Si tenías dudas sobre si valdría la pena estudiar estos dos lenguajes, puedes jugar seguro que no te arrepentirás. ¿Qué te pareció nuestro artículo? ¡Asegúrese de seguirnos en las redes sociales y siga nuestro blog para mantenerse actualizado!

Comparte este artículo en tus redes sociales:
Califica este artículo:
[yasr_visitor_votes size=”medium”]

CONTENIDO

Nuestros artículos más recientes

Lea sobre las últimas tendencias en tecnología
Blog 23-05-min
¿Te apasiona la programación y siempre buscas formas de sobresalir en tu...
Blog 21-05
La tecnología Blockchain está transformando varias industrias a través de aplicaciones descentralizadas...
Blog 16-05
En este texto hablaremos de un tema clave en la programación: el...

Extra, extra!

Assine nossa newsletter

Fique sempre atualizado com as novidades em tecnologia, transformação digital, mercado de trabalho e oportunidades de carreira

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur. Venenatis facilisi.